sábado, 27 de octubre de 2007

* NUESTROS TIEMPOS Y LAS HUMANIDADES

Cindy Muñoz
Universidad del Valle - Colombia
Carrera Filosofía - II Semestre
Código 0735646
Vivimos en un tiempo en el cual todo gira alrededor de la tecnología y las finanzas, desplazando con esto a las humanidades. Somos el producto de una sociedad que encontró a través de las ciencias verdades específicas, seguridad económica en el sistema capitalista y la proximidad a la visualización que teníamos de futuro con la tecnología. Esto se refleja claramente en las entidades de educción superior, encontrando mayor porcentaje en carreras de tipo financiero o tecnológico. Se puede decir que Las universidades se han transformado en laboratorios que producen seres para vender, producir y manejar fácilmente, omitiendo la necesidad de formar seres que puedan crea, reflexionar, analizar e investigar acerca de las necesidades sociales e individuales de nuestro entorno. Resaltando que las universidades son entidades decisivas como las constructoras de las murallas que respaldan nuestro futuro o el centro que nos aporta las mejorías y la transformación de nuestra nación. Pero ante la disminución de las humanidades se puede resaltar la decadencia del verdadero espíritu de estas, tanto de las universidades como el de la sociedad misma.

En primer aspecto podemos ver la educación como un componente del sistema económico presente el cual actúa de acurdo a las necesidades del mercado y con esto desplaza lo que no vende, las humanidades. Según Estanislao Zuleta “la educación es uno de los elementos del proceso económico, la cual se analiza como la producción de una mercancía que denominamos fuerza de trabajo calificada que tiene una demanda en el mercado. Se trata en esencia de preparar al individuo como un empleado del capital, por lo tanto lo importante no es que piense si no que haya logrado manejar determinadas habilidades que permitan producir resultados determinados”. Partiendo de este punto se puede estudiar donde quedan las necesidades del individuo al ser reducidas en determinados esquemas que simplifican no solo el pensamiento sino la existencia misma. Pero para un sistema que exige individuos que cumplan la función de cumplir órdenes y donde su pensamiento no sea importante, esta educación es ideal, con individuos que son educados para producir, para aprender o memorizar determinada habilidad o conocimiento, erradicando cualquier iniciativa o muestra de creatividad, para por aprender y llenar un espacio en una oficina o fabrica. De esta forma nuestra educación se ha transformado en un sistema que sirve para memorizar y no para aprender.

El descenso de las humanidades parte de varias causas. Entre ellas los cuestionamientos, debido que en carreras como Filosofía o Literatura se encargan de plantear preguntas de tipo social, personal o de plasmar una ficción o realidad que trata de expresar mediante el lenguaje sentimientos como deseo, locura, angustias y demás que terminan contando y no afirmando determinado conocimiento, es la expresión individual e incusos subjetiva del autor. Estas utilizan como base el cuestionamiento en general, y esto la mayoría de las veces es incomodo para la sociedad e incluso se considera que no es suficiente, por esto es más sencillo actuar y formar buenos productores y consumidores, que no se cuestionen al recibir información.

También, la ciencia ha limitado el estudio de las humanidades debido a que la ciencia presenta teorías con cierto grado de aproximación a la verdad y son difíciles de sustituir, mientras que en filosofía la visión de la realidad se suplanta por otra nueva y no perdura como una aproximación a la verdad sino como un error verdaderamente extremo, según Wittgenstein “Los problemas filosóficos son artificiales y se deben a abusos del lenguaje”.

Otra causa es el sistema económico que se encarga de crear profesionales que produzcan, que desarrollen habilidades para la producción de resultados que contribuyan al desarrollo del capital, es decir, que se formen empleados de capital, es decir, que se formen empleados del capital, sin importar que piensen o no, sino que produzcan. Como dice Zuleta “el capital ha puesto bajo su servicio y control la iniciativa, la creatividad y la voluntad de los individuos con determinada actitud, que es básicamente la renuncia de toda iniciativa, en pro de homogeneizarlos para cumplir con el objeto capitalista, excluyendo todo pensamiento diferente”

En síntesis, lo que se ha dicho es evidente, en el sentido que un profesional en finanzas o ingeniería tiene más demanda de trabajo que un filosofo o historiador, debido que el sistema no le interesa que un técnico o banquero tenga una posición crítica acerca de los hechos históricos o reflexione para una transformación o mejoría de su entorno, a este solo le interesa que este individuo obedezca o que realice determinada función como se le enseño sin cuestionarse y oponerse y finalmente podemos partir de que este tipo de carreras son mas autónomas e individuales. En una sociedad donde se pretende reducir el pensamiento de sus individuos para tener el control.

¿Pero las humanidades en el siglo XXI si son necesarias?

Quizás son solo el relleno y pensamientos que se quedan en el aire, realmente son útiles en nuestros tiempos y que diferencia hay si las omitimos totalmente. Uno de los efectos es el aumento de la dependencia cultural y social de la sociedad, ya que las Humanidades contribuyen al desarrollo de la creatividad de los individuos, así mismo no analiza sus problemas y de esta forma no trata de transformar y mejor su espacio, por eso es importante el desarrollo de ellas. A demás, para adquirir una cultura propia en la que se destaquen escritores, pintores, filósofos, historiadores y demás para sentir exaltación por nuestros propios pensamientos y si no llegasen a existir estos es más probable que se desarrolle una sumisión a otra cultura.

Es oportuno reflexionar acerca del papel de las humanidades en nuestra época y sobre todo en nuestro país, debido a que una nación se desarrollas en todos sus campos y uno de ellos es la humanidades, y si las dejamos de lado, nos aproximamos rápidamente al desequilibrio y la pérdida de nuestra autenticidad, para no llegar al extremo de ser un país desarrollado con maquinas al servicio el dinero y de las otras naciones.

2 comentarios:

ULTRAHARD dijo...

Pienso que para los tiempos en que vive el mundo de hoy, poco o nada interesan las HUMANIDADES y la mayor muestra de esta realidad es que el ciclo que dejamos atrás y este que nos rige son la mayor muestra de la inteligencia humana y lo mejor de nosotros desarrollandose contra nosotros mismos en laboratorios de la muerte, perfeccionando y sofisticando sus mugres para hacernos daño. (O EN EL MEJOR DE LOS CASOS PARA DAÑAR AL RESTO SIN BAJAS PROPIAS)

Para el mundo de hoy lo importante es tener un buen trabajo (DINERO), un buen automovil (DINERO),una casa grande en la mejor zona de la ciudad (DINERO),y todas las cosas que hagan felíz esta vida (DINERO y mas DINERO)

Las humanidades son cosas de revolucionarios engañados, escritores desvelados, locos a secas y universitarios engatusados.

Aquí lo importante es como terminar de secar lo que queda de este cada vez mas árido planeta mientras miramos al próximo por invadir con toda nuestra tecnología de punta y la ciencia que no sirve más a la vida (que era su razón de ser), sino al dinero que es por el quién se niega a morir.

Y las humanidades seran el recreo para cuando de tanto trabajo necesites un descanso y volver a hechar una mirada a lo que se tuvo y se pudo rescatar, aunque solo quede plasmado en un libro o algún Blog de esos que mucho dicen y nunca hacen nada. Pues todo avanza y el mundo quiere Dinero y no perder tiempo leyendo ni conversando como decimos aquí en Perú, de webadas.

A nadie parece importar nada. Luego preguntan. ¿Por qué estamos así?

Anónimo dijo...

Creo que existe un conflicto en el concepto de humanidades, a mi entender son las ciencias que se encargan desde una concepcion antropólógicas conexas con otras ciencias que ayudan a entender una realidad social.
Debemos tener en cuenta que las humanidades son ciencias, y como hacia referencia Mario Bunge para que un conocimiento sea clasificado de ciencia se debe encontrarle una finalidad práctica, por lo que es imposible dejar de estudiarla o estudiarla en menor medida ya que las condiciones actuales requieren que se entienda de mayor grado que es lo que sucede en la actualidad. Asi por ejemplo una empresa de productos de golosinas debe en su estudio publicitario entender que impresion social dara con su publicidad y esto solo lo puede dar un sociologo u otro ejemplo en la actualidad se ven competencias entre empresas en las acciones que cometen en las aldeas lejanas como GLORIA y sus ganaderos entonces se debe entender que derechos se desprotegen entonces necesitamos abogados es algo que no se duda.
Entonces no demos una imagen de que la humanidad se va maquinizando porque no se es asi, correcto muy por el contrario se intenta ver el respeto a la figura humana.OK
Es un modo de entender muy personal
que espero entiendan y compartan.
ATTE. el amigo del autor del comentario